Volver a la lista de trucos

Una bandeja de quesos perfecta: modo de empleo

La presentación

Para no alterar el sabor de los quesos, utiliza preferentemente un soporte de un material natural: madera, mimbre, pizarra... Juega con lo natural hasta el final colocando los quesos sobre hojas naturales de roble, de castaño o de viña, ¡lavadas previamente!

Para hacer que el queso sea un momento lúdico, ¡diviértete creando un juego de etiquetas escritas a mano para indicar el nombre de los quesos, su país de origen y transforma la degustación en un quiz!

La elección de los quesos

Para una comida en familia o entre amigos, escoge al menos entre las 4 familias principales de queso:

  • Una pasta prensada Entremont: Comté, Emmental, Beaufort, Gruyère France, 
  • Una pasta blanda: Camembert, Munster, Livarot
  • Una pasta azul: Roquefort, Fourme d’Ambert, Bleu d’Auvergne
  • Un queso de cabra: Crottin de Chavignol, Saint Maure de Tourraine

Si entre los comensales hay grandes amantes del queso, no dudes en incluir quesos de temporada para que puedan descubrir o redescubrir algunos quesos con denominación de origen que solo pueden elaborarse en ciertas épocas del año.

La disposición

El lugar que ocupa cada queso tiene su importancia, sobre todo si propones un amplia elección en una gran bandeja...

Debes tener en cuenta, ante todo, la comodidad para servirse.

Nuestro consejo para colocar los quesos

  • en el centro los quesos que se desmigan (quesos de cabra, quesos azules...) dejando espacio entre ellos
  • en el borde de la bandeja: las pastas prensadas en las que hay que presionar para cortarlas
  • y coloca por aquí y por allá los quesos pequeños y las pastas blandas

No tienes más que añadir unas uvas y unos albaricoques frescos u orejones para darle un toque dulce, ¡y listo!

Truco: ¡frutas disfrazadas!

¿Conoces las frutas disfrazadas con pasta de almendra? ¡Innova proponiendo a tus invitados frutas disfrazadas con queso! Coge una ciruela pasa (o un dátil), córtalo en dos y remplaza el hueso por un corazón de queso de pasta prensada o de cabra. Sorpresas y delicias garantizadas...

¿Cómo cortar los quesos?

Cuando se sirven quesos, hay que saber que, según su tamaño o su consistencia, se deben cortar de una manera u otra. Los quesos pequeños se cortan en porciones como las tartas. Los quesos redondos se cortan desde el centro y los cuadrados en lonchas. El Brie se corta en punta y el Roquefort en oblicuo. Por último, el Parmesano se corta según se va rompiendo, en copos...